Marzo  2007

Ir a CGT


CGT MOSICAM

La Organización de la clase trabajadora

Programa
 

INTRODUCCIÓN

1.- “Pasamos por momentos difíciles pero no estamos derrotados. Hay que ganarle al miedo, pensar en la familia y en la herencia que dejaremos a nuestros hijos. Nos unimos para luchar por un país y un mundo distinto, en el que se respeten todos los derechos humanos y sociales, sin excepción.”

2.- A esta conclusión llegaron la COTIACH y las organizaciones que componen el MOSICAM, luego de varios años de trabajo unitario. El proceso de análisis concluyo con una resolución categórica. “Necesitamos una nueva estructura, una nueva organización, DE LOS TRABAJADORES Y PARA LOS TRABAJADORES

3.- CGT - MOSICAM nace como respuesta de diversas organizaciones sindicales de base e intermedias, a la deficiente o nula gestión del sindicalismo, sindicalismo que se debate en una dolorosa y larga crisis. No existe relación entre la cantidad de organizaciones que existen y los trabajadores que estas mismas representan. Aumenta la generación de instrumentos sindicales, mas orientados a “legalizar dirigentes“que a servir de instrumentos efectivos de lucha sindical.

Mientras el promedio de socios por organización era de 143 en 1973, se llega a 49 socios por sindicato en 1996 y 39 socios por sindicato en el año 2001.

A la inversa, las organizaciones sindicales crecieron de 6.700 en 1973 a 14.100 en el año 2001.

De 940.035 trabajadores sindicalizados en 1973 se cae a 560.000 afiliados el año 2001, esto pese a que la fuerza de trabajo activa casi se duplicó entre 1973 y 2001.

Casi el 50% de las organizaciones sindicales existentes se encuentran en receso, esto es que no tienen dirigentes ni socios y solo existen porque nadie ha solicitado su disolución

Hay un aumento en la constitución de sindicatos interempresas y/ o independientes, cuya veracidad de datos es difícil de constatar. Muchos son constituidos solo para que algunos dirigentes mantengan cuotas de poder o representación en las organizaciones en que participan.

4.- Lo concreto es que no mas del 5% de la fuerza de trabajo activa “participa realmente” en sindicatos, por lo que el desafío es llevar a quienes no están organizados nuestra propuesta.

Es con estos trabajadores, humillados e ignorados por el sistema, con quienes debemos trabajar para pertrecharlos de “conciencia de clase” e involucrarlos en la lucha por cambiar el actual estado de cosas.

UN INSTRUMENTO DE CLASE PARA LOS TRABAJADORES

5.-Estos trabajadores - mujeres y hombres – no creen ni les interesa la organización sindical. Por mucho tiempo se les han prometido mejoras y cambios si apoyan tal o cual posición, sin embargo han sido engañados. Mientras sus condiciones laborales y familiares poco o nada han variado, siguen siendo abusados en sus derechos básicos.

Estas promesas han venido y vienen de la mal llamada ”clase política”, quienes luego de los procesos electivos donde llegan al poder gracias a la confianza depositada en ellos por los ciudadanos, “borran con el codo lo que han escrito con la mano”.

Los trabajadores deben entender que el único poder que los sacará del estado de postración en el que se encuentran, es aquel que generen ellos mismos, desde la base social en que se encuentran insertos.

6.- Manifestamos sin ambigüedad, que “nos convoca y nos une el convencimiento de pertenencia a la clase de los trabajadores. Nuestro proyecto no discrimina ni excluye e incorpora con iguales deberes y derechos, a mujeres y hombres. Sostenemos que en el mundo conviven dos clases, antagónicas entre si porque representan intereses diametralmente distintos. Una es la de los explotados y la otra la de los explotadores”.

Tenemos muy claro en que sector de la cancha nos instalamos. Para nosotros, los trabajadores son los actores fundamentales e irremplazables en todo proceso.

“Estamos convencidos que sin el aporte de la fuerza laboral nada funciona ni se desarrolla. Sin embargo, este aporte de los trabajadores no tiene garantizados una serie de derechos básicos, que van desde el derecho a la organización, salario digno y garantías laborales, hasta una participación de las ganancias de las empresas, ganancias que son fruto del trabajo humano. Es inaceptable que en este siglo aun recibamos de parte de los dueños del capital, un mal trato y la profundización de la explotación de nuestra fuerza de trabajo”.

La lucha contra la explotación y los abusos se hace sin cálculos mezquinos, se hace no más, por que es para mejorar las condiciones de los mas desposeídos”.

LOS TRABAJADORES, NUESTRA PRINCIPAL PREOCUPACIÓN

7.- Quienes conformamos esta organización no somos renegados ni tampoco un híbrido, fruto de la manipulación de un poder oculto.

Tenemos ideas, visiones políticas y las defendemos con calor. No obstante no las ponemos por delante en nuestra relación con los trabajadores. “Por eso nos preocupa la sobre politización que en la actualidad afecta al trabajo sindical. Somos testigos de la manipulación que los partidos políticos hacen de los dirigentes y las organizaciones que “controlan”, generando con ello el caldo de cultivo para la corrupción que se observa y el estancamiento e incluso el descenso de la organización sindical en las empresas”.

Los problemas de los trabajadores no se reducen solo a una lucha por mejoras económicas.

Rechazar el actual cuadro en que se enmarca el sindicalismo y la sociedad en general, es un deber para cada integrante de la nueva estructura que nace La lucha por nuestros derechos debe dejar de ser una palabra de discurso y pasar a transformarse en acción concreta. Tal acción será plasmada por organizaciones vivas y dirigentes ganados para la propuesta.

8.- Estamos en contradicción con un sistema que busca llevarnos a una nueva forma de esclavitud, por lo que no se puede participar en instrumentos de propuesta o evaluación con los empresarios y los gobiernos, si es que antes no se ponen en la mesa los reales y urgentes problemas que afectan a los trabajadores.

9.- Hay que iniciar, continuar y profundizar la relación con los profesionales que apoyan el trabajo de las organizaciones clasistas. En conjunto con ellos hay que elaborar las propuestas para el futuro al que aspiramos como trabajadores. Previsión, Salud, Vivienda, Educación y Capacitación, entre otras, son materias que deben estar presentes permanentemente en nuestro trabajo.

10.- La organización que constituimos participará y promoverá la participación de sus bases en toda iniciativa de defensa de los derechos humanos y sociales. Luchará contra toda forma de discriminación hacía la mujer y el hombre, los extranjeros residentes, los miembros de los pueblos originarios y las minorías sexuales.

11.- Nuestro objetivo primordial y fundamental es la organización de los trabajadores a lo largo del país. Sin embargo no nos restaremos y promoveremos con fuerzas la vinculación social, entendiéndose por esta la relación con otras organizaciones, en especial sindicales, poblacionales y estudiantiles.

12.- Debemos tomar nota del abandono en que está la parte social en la organización sindical. La organización que nace trabajará por entregar respuesta a las necesidades de orden social de los trabajadores y sus familias. Bienestar y Asistencia Social, Atención medica, dental y mental, apoyo jurídico laboral y civil, serán principales preocupaciones.

13.- Las lacras que el sistema imperante ha sembrado en el mundo para apoderarse de él, no son desconocidas para nosotros. Al contrario, se masifican con mayor rapidez y afectan principalmente a los sectores populares. Es un deber ineludible combatir por la vía de la educación y de actividades recreativas y culturales, el consumo de drogas, el alcoholismo y todo vicio que separe al trabajador de sus familias y lo limite o anule en la consecución de sus demandas.

14.- CGT MOSICAM, basa su actuar en la participación activa de los trabajadores por lo que, mas allá de lo que pueda plantear la legislación, hará la elección de su dirección desde la base, bajo el principio “un trabajador – un voto”.

Nada será resuelto sin consulta a la base sindical, motor de la organización.

15.- CGT - MOSICAM trabajará por hacer realidad su Plataforma de Lucha, que es reflejo de las principales exigencias del sindicalismo de clase y que están contenidas en el Pliego Básico de los Trabajadores.

Las organizaciones intermedias de la CGT implementarán sus plataformas de lucha sectoriales, que unidas a las demandas del Pliego Básico serán representación del sentir de los trabajadores que representamos.

16.- CGT - MOSICAM – la organización de la clase trabajadora - nace de la demanda de miles de trabajadores cansados de ver como sus derechos básicos son violados impunemente y los agresores quedan sin sanción.

Es la respuesta de la clase de los explotados a la necesidad de organización y trabajo en todos los planos de su vida laboral y social.

Es la herramienta que llevará adelante los anhelos de autonomía e independencia, que están en las demandas de los explotados de nuestro país.

17.- El tiempo de espera terminó. Nadie, sino los trabajadores mismos, unidos, organizados y activos – hará los cambios que el sindicalismo y la sociedad en su conjunto necesitan.

A la crisis de la organización sindical, respondemos con la constitución de ésta organización que encarna lo mas sentido por la clase trabajadora.